Esclerosis Múltiple

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad  autoinmune que ataca al sistema nervioso central, produciendo una afectación neurológica progresiva en las  áreas dañadas.

Aunque cada vez conocemos más sobre la enfermedad, su origen es todavía desconocido. Sabemos que para su aparición están presentes tanto factores genéticos como ambientales que activan el sistema inmunológico propio, atacando la vaina de mielina que envuelve la fibra nerviosa que transmite los mensajes al cerebro y a la médula espinal. Donde la mielina queda destruida, aparecen placas de tejido endurecido (esclerosis) dichas placas pueden obstruir completamente los impulsos nerviosos planteando una afectación en ese área.

La enfermedad se presenta en distintas formas (en brotes o progresiva) y grados de actividad, y los tratamientos actuales van orientados a modificar el curso de la misma en cada afectado, reduciendo en lo posible su actividad y progresión. El tratamiento farmacológico se complementa con tratamiento rehabilitador en las áreas afectadas para conseguir la mejora la calidad de vida del afectado.

En España afecta aproximadamente a 50.000 personas, de las cuales 5.000 personas son residentes en la Comunidad Autónoma de Madrid.

SÍNTOMAS

Los síntomas más frecuentes que puede producir son: fatiga, hormigueos, trastornos sensitivos, trastornos del equilibrio, sordera, neuritis óptica, nistagmus, trastornos del habla, temblores no intencionados, espasticidad, rigidez, debilidad de los miembros y/o parálisis de los mismos, alteraciones urológicas, vértigo, problemas de memoria y concentración.

La sintomatología y el curso de la enfermedad es distinto en cada persona. La EM no sigue ninguna pauta fija y algunas personas experimentan síntomas, mientras que en otras no se presentan. Así mismo la actividad y la evolución también son distintas en cada persona.

TRATAMIENTO

A pesar de los esfuerzos de la ciencia, no se ha descubierto aún ningún tratamiento curativo, por lo que los especialistas tratan de retrasar el mayor tiempo posible el avance de la enfermedad intentando conservar y mejorar la calidad de vida de los afectados. El panorama científico es esperanzador, en la actualidad hay multitud de estudio activos sobre la patología.

Actualmente existen distintos tratamientos tanto modificadores del curso de la enfermedad, como dirigidos a paliar la sintomatología que la patología produce. El neurólogo es el profesional de referencia que aconsejará al afectado qué tratamiento es el adecuado en cada caso.

El tratamiento rehabilitador ofrece también beneficio directo sobre la sintomatología y secuelas de la enfermedad. Un tratamiento especializado integral y continuado ayuda a frenar la progresión de la Esclerosis Múltiple y proporciona al afectado un mayor grado de autonomía, mejorando su calidad de vida.

Además del tratamiento farmacológico y rehabilitador de la áreas afectadas,  juega un papel fundamental el autocuidado del propio afectado de EM, siendo un factor clave a la hora de frenar la progresión y deterioro que produce la enfermedad en el organismo. Aspectos como la autobservación y adherencia al tratamiento, hábitos y alimentación saludable, actividad física y bienestar emocional y social son clave en el autocuidado de la persona afectada de EM.

Si necesitas más información sobre la Esclerosis Múltiple, no dudes en contactar con nosotros e informarte.